Mercaderes Asociados

Marketing y globalidad

¿Hay solución para G M, Chrysler y Ford?

Alan Mulally de Ford, Robert Nardelli de Chrysler y Richard Wagoner Jr. de GM

Alan Mulally de Ford, Robert Nardelli de Chrysler y Richard Wagoner Jr. de GM

Una serie de noticias van anunciando el sombrío futuro de cerca de cinco millones y medio de personas que son las que dependen directa o indirectamente de “las tres grandes” de la industria automotriz, según carta de la U.S Chamber of Commerce al Secretario del Tesoro, Henry M. Paulson, Jr. y al Presidente del sistema Federal de Reserva, Ben S. Bernanke . Porque detrás de la posible quiebra de las gigantes automotrices está la consecuencia más dura de todas y es que esos cinco millones de personas, independientemente de sus sistemas de pensiones, verán su futuro muy comprometido.

Al otro lado está la actitud totalmente falta de tacto de los tres CEO que acuden a Washington a estirarle la mano al Congreso de los Estados Unidos, y cada uno llega en su jet privado. ¿Qué a eso están acostumbrados? Sin duda. Se supone que a ese nivel, ese es el medio de transporte adecuado. Pero cuando la situación es crítica, cuando el barco se hunde el capitán no solo se hunde con él sino que sería ridículo que pida a la cocina una cena de gala servida en su camarote ¡ni siquiera porque la cena de los condenados a muerte es a la carta!

Perdieron la oportunidad de remangarse las mangas y decir: “¡Vamos a sacar todos juntos esta empresa del pozo en el que está!” como han hecho los grandes líderes siempre. Aunque fuera para la foto. Porque no hay cosa que inspire más al personal que la presencia en el sitio de trabajo del jefe, para alentarlos, compartir con ellos un trozo de la jornada, y contarles como va la cosa, ni nada que impresione más al público, a los accionistas y hasta a los acreedores que una foto del jefe, en mangas de camisa,  rodeado de sus colaboradores.

Los han sorprendido abc: Big Three CEOs Flew Private Jets to Plead for Public Funds, la CNN Big Three auto CEOs flew private jets to ask for taxpayer money, The Washington Monthly PRIVATE JETS, Fox News: Big Three Auto Execs Flew in Luxury Jets to Seek Multibillion-Dollar Bailout y Autoblog: Detroit CEOs fly private jets to Capitol Hill beg-fest, entre otros y, como se puede imaginar, en varias docenas de blogs. Y están los videos en YouTube: Big Three Fly Private Jets, GM & Ford Ask For Help While Their CEO’s Fly In Private Jets y GM & Ford Ask For Help While Their CEO’s Fly In Private Jets

Harry Reid y Nancy Pelosi

Harry Reid y Nancy Pelosi

Los han sorprendido también el líder de la mayoría en el Senado de los EE UU, Harry Reid, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi que han dicho que las automotrices no han presentado una estrategia viable para darles un giro de 180 grados a sus finanzas y que “Queremos asegurarnos de que haya viabilidad”, “Sólo podemos ayudar si están dispuestos a ayudarse a sí mismos”. Pero no solo eso: “también fueron criticados por no tomar medidas simbólicas para mostrar que comparten los sacrificios. Los congresistas de ambos partidos los criticaron por volar en sus aviones corporativos a Washington para pedir miles de millones de dólares de los contribuyentes. También se les presionó para que recortaran sus salarios a US$1. Nardelli dijo que lo haría, mientras que Wagoner y Mulally presentaron objeciones al respecto. Lo dice textualmente el Wall Street Journal en español: Las automotrices de EE.UU., más lejos de un rescate de emergencia

Nardelli debe saber de eso porque cuando empezó con Chrysler, en Agosto del año pasado, aceptó un salario de… exactamente eso $1; lo dijo en su momento el Financial Times: Nardelli accepts $1 a year at Chrysler. ¿Cambió eso al año? Debe ser, porque si no Nardelli hubiese dicho que ese era su salario. Claro que la misma fuente dijo que su remuneración estaría “basada en incentivos” y que Nardelli ya había enfrentado una avalancha de críticas cuando recibió como indemnización por cese en Home Depot, la friolera de $210 millones. Si, doscientos diez millones de dólares, $3 millones menos que Hank McKinnel CEO de Pfizer y $10 millones más que Phillip J Purcell de Morgan Stanley. Un estupendo paracaídas dorado.

las grandes indemnizaciones del 2006 según el NYT

La historia laboral resumida de Nardelli se puede leer en el New York Times y también en un artículo específico sobre su indemnización An Ousted Chief’s Going-Away Pay Is Seen by Many as Typically Excessive y el detalle en Business Week: Golden Parachutes of the past year.

Esta política de paracaídas exorbitantes está siendo revisado en muchas empresas y varias como 3M, Chevron, Circuit City , Coca-Cola, and Prudential Financial (ver The Golden Parachute Club en Business Week) han tomado la iniciativa de ajustar las negociaciones de remuneraciones y  especialmente de indemnización y tiene al importante inversionista Carl Icahn de abanderado. Lo dice en su página, en un artículo cuyo título lo resume todo Absurdity of the Golden Parachute.

¿Están los CEO de las tres grandes en condiciones de defender su puesto? Difícilmente. Las empresas seguramente terminarán fragmentadas y cualquier cosa que aún se pueda vender se venderá y habrá que administrar escasez, mucha escasez- ¿A qué pasar penalidades y que lo abucheen a uno al bajarse de su avión si con dimitir u pasar por la caja se puede uno hacer de un capital como para que dos o tres generaciones sucesivas vivan sin sobresaltos?

Así que la solución, sea la que fuere, debería incluir un cambio de dirección y poner a alguien que esté dispuesto a cobrar solo contra resultados

Titulares de los últimos días del WSJ (y tres medios más) el problema automotor.

General Motors Nears Bone As It Keeps Cutting

Democrats Seek Help for Carmakers

Auto Execs in the Hot Seat:

GM’s Shares Tumble on Rising Cash Concerns

Obama se empeña en salvar a la industria automotriz antes de asumir el poder

Auto Makers Warn of Collapse, Press for Urgent Aid

Las automotrices de Detroit le advierten al Congreso de EE.UU. que se están quedando sin dinero

Why Bankruptcy Is the Best Option for GM

Si desea suscribirse gratuitamente a Mercaderes Asociados pulse el botón rss1

noviembre 21, 2008 - Posted by | Marketing y Globalidad, Negocio Automotor | , , , , , , , ,

1 comentario »

  1. […] del Washington Post, leído con posterioridad a mi anterior entrada sobre la industria automotriz ¿Hay solución para G M, Chrysler y Ford?, que relata la visita de los tres CEO de la industria al Congreso de los EEUU. He traducido un […]

    Pingback por País de origen ¿una ventaja para la marca? « Mercaderes Asociados | diciembre 1, 2008


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: